Category Archives: tales

zoom
No comments

El arte sólo es arte cuando sorprende

¿Sabes que los venados mudan sus cuernos? … una cosa más que aprendí este fin de semana, al entrar a una de las salas del Museo de Arte Moderno encontré una esfera que a simple vista parece madera tallada a mano, en una especie de encaje orgánico que que te transporta a mundos bellos e imaginarios; pero cuando lo observas con detenimiento te das cuenta que no es madera, si no cientos de cornamentas de venado. Fernando González Gortázar realiza unas extraordinarias esculturas usando los cuernos de venado que el escultor/arquitecto recolecta una vez que éstos los han perdido.

Pasé algunos minutos extasiada con la fineza de esta esfera que parecía suspendida en el centro de la habitación, dando vueltas para intentar encontrar y disfrutar todos sus detalles. Resignada a que ya había visto lo más bello de la exposición, entré a la siguiente sala, en la cual me encuentro con tres figuras, aún más complejas y espectaculares, todas de distintas formas, fue inesperadamente sobre cogedor y mágico.

Al salir de este par de salas toda la obra del arquitecto cobra congruencia en mi cabeza y en mi alma, en su forma de ver la vida, el arte, la arquitectura, la relación de sus formas con la naturaleza y la belleza de muchos de sus edificios.

Fernando Gonzalez Gortázar dice sobre la felicidad “…son momentos, son puntitos de luz en un cielo obscuro” al entrar en este espacio encuentras uno de estos momentos gracias a su maravillosa obra. Un momento de calma, de serenidad, sorpresa y felicidad.

abril 23, 2014 Style & Trend MXCulturaPara ir¿Sabes que los venados mudan sus cuernos? … una cosa más que aprendí este fin de semana, al entrar a una de las salas del Museo de Arte Moderno encontré una esfera que a simple vista parece madera tallada a mano, en una especie de encaje orgánico que que te transporta a mundos bellos e imaginarios; pero cuando lo observas con detenimiento te das cuenta que no es madera, si no cientos de cornamentas de venado. Fernando González Gortázar realiza unas extraordinarias esculturas usando los cuernos de venado que el escultor/arquitecto recolecta una vez que éstos los han perdido.Pasé algunos minutos extasiada con la fineza de esta esfera que parecía suspendida en el centro de la habitación, dando vueltas para intentar encontrar y disfrutar todos sus detalles. Resignada a que ya había visto lo más bello de la exposición, entré a la siguiente sala, en la cual me encuentro con tres figuras, aún más complejas y espectaculares, todas de distintas formas, fue inesperadamente sobre cogedor y mágico.Al salir de este par de salas toda la obra del arquitecto cobra congruencia en mi cabeza y en mi alma, en su forma de ver la vida, el arte, la arquitectura, la relación de sus formas con la naturaleza y la belleza de muchos de sus edificios.Fernando Gonzalez Gortázar dice sobre la felicidad “…son momentos, son puntitos de luz en un cielo obscuro” al entrar en este espacio encuentras uno de estos momentos gracias a su maravillosa obra. Un momento de calma, de serenidad, sorpresa y felicidad.
“…los arquitectos pueden ser responsables de la infelicidad de la gente que vive o trabaja en sus espacios por lo que tienen una responsabilidad muy grande de construir pequeños oasis de paz, serenidad orden, belleza y estímulo”

Fernando González Gortázar:
Resumen del Fuego
Museo de Arte Moderno
Martes a domingo 10:15 a 17:30 horas
Hasta julio 2014
Paseo de la Reforma y Gandhi s/n
Bosque de Chapultepec

No comments

¿Alguna ves haz dibujado un poema?

Yo pensé que yo no era una persona de mucha poesía, hasta que descubrí a Joan Brossa, aunque en realidad los poemas que más me gustan de él, son los que no son “escritos”. Brossa hace poemas visuales, juegos gráficos con imágenes y tipografía que te “enseñan” lo que quiere decir en lugar de escribirlo, le da prioridad a la expresión sobre el contenido y lo hace de una manera graciosa, irónica y crítica… muchas veces irreverente y divertida.

Algunos poemas son tan sencillos como la palabra “lluvia” golpeando la imagen de un paraguas, o una fila de letras con un detalle de tranvía a la cual llamó “tren de letras”, así como otros más críticos como una suástica hecha con bastos y espadas de una baraja española, nombrada “España 75”.

Conforme se te acostumbra el ojo a esta sensacional forma de leer y hacer poemas, cada vez más rápido encuentras el sentido irónico y divertido de los mismos.

Brossa no sólo se limito ha dibujar/escribir poemas visuales sino que también los llevo al plano tridimensional y realizó muchos objetos-poema con el mismo concepto, un objeto que no sea sólo el objeto en sí, que te cuente una historia, que haga una critica, que sea una representación divertida de cualquier tema.

Una pelota de futbol con una peineta llamada “país”, en referencia a España, o unos naipes cruzados con un candado demostrando el juego te puede “encadenar”.

Siendo diseñadora gráfica Brossa me parece un genio, pero creo que todos tendríamos que crear nuestros propios poemas visuales.

También puedes leerlo en Style & Trend México

zoom
No comments

Generación de transición

Ser de la generación de la transición no siempre ha sido fácil.

Nuevas formas de ver la vida y de hacer las cosa que a veces te llevarán más tiempo pero que al final se hacen por el bien común.
Mucha gente se re-usa y auguran la muerte del cambio.

Al paso del tiempo uno va aceptando que “no queda de otra” o lo aceptas o serás repudiado.

Luego, en cuestión de meses, lo acepté como algo inevitable y se volvió en uno de mis himnos, herramientas, destino… una forma de vida.

A la búsqueda siempre de lo que vendrá después o de como ir más allá.

Yo no tuve una infancia, ni una adolescencia con computadoras, pero desde el momento que entraron en mi vida hice la transición a la tecnología hasta el punto de vivir con una de ellas de la mano todo el tiempo.

Tiempos de cambio, 37 años de la primera computadora personal, la Commodore PET, comercializada con éxito, 20 años del World Wide Web, 13 años del primer iPod, que por cierto me toco asistir a su presentación en Londres mientras estudiaba mi Maestría en Hypermedios y parecía algo del futuro que se pudiera tener toda tu música, todos tus videos, todas tus fotos y aparte un teléfono en el mismo aparato; 7 años del iPhone y todos los móviles inteligentes que siguieron.

Un tiempo de cambio, un tiempo de transición, que llegó aquí para quedarse… bueno, más bien para seguir cambiando.

zoom
No comments

Vórtice de libros de texto

Hace algunas semanas, en un recorrido por las salas y pasillos del MUAC,  descubrí  una pieza de arte y por consecuencia a su artista, de lo más interesante: Marcela Armas y su pieza Vórtice, como parte de la primera exposición de Por amor a la disidencia del proyecto Sexta Sur.

Al entrar a  la sala puedes ver una especie de candelabro elaborado por miles de engranes alineados uno junto que forman una espiral de tres gajos, que se hace más grande cada vez,  todo parece una especie de Meccano gigante.

—“espere un momento, señorita, ahora empieza a funcionar”

Para la propuesta que cada artista debía de hacer tenían que integrar la antigravedad como vector fundamental y Marcela Armas además relaciona su pieza la construcción de la identidad cultural a través de los libros de texto gratuitos.

Después de su investigación descubre que el papel con el que están hechos los libros de texto gratuitos es, en su mayoría, papel reciclado de dependencias gubernamentales tales como el poder judicial y legislativo, las Secretarías de Gobernación, de Relaciones Exteriores, de Presidencia, etc. lo que de una forma irónica hace que estos libros tengan su inicios (al menos en la materia prima) en estas oficinas que a veces son tan burócratas.

Y me pregunto, ¿Será que por este “código genético”  que tienen nuestros libros texto, que nuestra cultura es… como es?

—“se deben tensar los mecanismos para que empiece a girar”, interrumpe mis pensamientos el guardia.

Vuelve mi mente a la pieza colgada a la mitad de la sala. Es bastante imponente que la estructura de unos 4 metros sea lo único que hay en la habitación pero además después de unos minutos, los engranes comienzan a girar de una forma lenta y constante, a girar como hacen los contenidos de papeles gubernamentales convertidos en libros de texto, entonces el nombre de la pieza toma sentido, Vórtice.


Lo puedes  leer también en Style & Trend México

zoom
No comments

¿Sabías que esta Torre Eiffel es curva?

Caminar entre calles llenas de diseño y glamour,  tomar un café au lait y un croissant de desayuno, sentir la brisa fría de invierno al caminar junto al Sena, entrar a pequeños bares y riquísimos restaurantes, disfrutar los interminables pasillos de museos y galerías, escuchar música en la opera, divertirte en un lugar de espectáculos de la zona roja, pasear por Champs Elysees, para dirigir tu camino hacia lo que se volvió el símbolo de la ciudad.

Así como el Big Ben, la Estatua de la Libertad o el Coliseo Romano, la Torre Eiffel se convirtió en una de las atracciones más visitada de la ciudad y tal vez del mundo.

Pero al principio no fue tal fácil, los artistas parisinos de la época de su construcción, pensaban que era una monstruosidad de hierro con poco gusto que quitaría dignidad a los demás monumentos de la ciudad y elaboraron una Carta de Protesta para detener la construcción de la Torre, entre los que firmaron estaban  Guy de Maupassant, Charles Gounod, Victorien Sardou, Charles Garnier, François Coppée, Sully Prudhomme, Leconte de Lisle, William Bouguereau, Alexandre Dumas (hijo), Ernest Meissonier, Joris-Karl Huysmans y Paul Verlaine. Pero todos sabemos que sus protestas fueron en vano.

Ahora podemos caminar por El Campo de Marte y admirar esta maravilla de ingeniería y diseño.
En mi caso pude descubrir que la Torre Eiffel es curva, si uno la mira con cuidado se da cuenta que sus piezas siempre rectas están construyendo curvas todo el tiempo.

Si llevamos al extremo este concepto, descubrimos una montaña rusa igual a la de la vida que se puede disfrutar en esta fantástica ciudad.

No comments

Imágenes que cuentan historias y hacen reir

Los escritores hacen descripciones de los lugares,  personajes y eventos que forman sus relatos. Los cineastas utilizan movimiento, sonido, música, locaciones, efectos y mas para contar un suceso. En la danza puedes descifrar la historia al cabo de unos minutos con la ayuda de la coreografía. En la opera y el teatro los vestuarios y escenografías son un gran apoyo. Sin embargo, pienso que es más complicado contar historias con una sola imagen, una sola fotografía. Cierto que “una imagen dice más de mil palabras”, pero ¿contar una historia? y además ¿hacerte reír?

El fotógrafo  Lee Friedlander es un genio para esto; logra insertar en una sola imagen no una, sino varias de las historias que acontecen en un momento y lo hace con mucho sentido del humor. Para ello, es frecuente que juegue con elementos que para muchos fotógrafos son obstáculos, como sombras y reflejos en cristales y espejos. Así obtiene imágenes en varios planos que te dan las pistas de cada una de las pequeñas historias urbanas que sucedían simultáneamente al momento de tomar la instantánea.

Comenzó trabajando con cámaras de 35mm y película blanco y negro, donde su consentida era una Leica; ahora realiza su trabajo con cámaras de “medio formato”, como por ejemplo la Hasselblad Superwide. Lee Friedlander fotografía escenas del día a día, en su particular estilo “social landscape”, que se puede traducir como “paisaje social”, en donde se encuentran imágenes urbanas como: calles, coches, aparadores, bardas, carteles, anuncios, etc. 

En mi opinión se destaca, su gran sentido del humor, cuando con este tipo de imágenes logra sacarte una sonrisa al ver su trabajo.
Y aquí sí, sólo queda ver las imágenes:

Lo puedes  leer también en Style & Trend México

zoom
No comments

La hora del cafecito

Café con Leche, Latte, Capuccino, Cortado, White Coffee, Café au lait, Latte Macchiato, Milch Kaffe, Flat White.

Yo siempre tomo mi café con leche y depende de las coordenadas del globo en que me encuentre lo pido de una u otra manera.

Para hacer amigos, quitarnos el frío, despertarnos por las mañanas, conocer nuevos lugares… y para mi, el pretexto perfecto para conocer la cultura de cada lugar.

En algunos lugares “tomar un café” se puede prolongar por horas mientras hablas con alguien o lees un buen libro; en otros es un ritual para su preparación y en otros te lo tomas rápido, de pie, frente a la barra cuando aprovechas para comentar las noticias de la mañana con el mesero.
He descubierto iniciativas solidarias alrededor del café como la iniciada en Italia del “Café Pendiente”. La idea nació hace más de un siglo en Nápoles, Italia, si un obrero tenía algo que celebrar bebía un café y dejaba otro ‘caffè sospeso’ para quien viniese después, y no tuviera los recursos para pagarlo; así más gente podía disfrutar de un café también. Esta práctica se vuelve cada vez más internacional.
Te pueden leer la suerte a partir de una taza o puede ser el pretexto para cerrar un negocio.

En cualquier caso te habla de las costumbres de la gente y esto te acerca a su cultura.

Ya son las 11.00, es la hora de mi cafecito diario.

zoom
2 comments

El cementerio esta vivo

Siempre he tenido una atracción por los cementerios, no por un sentido morboso si no mas bien por que encuentro que son un oasis de tranquilidad en las ciudades grandes. Siempre tienen mucha vegetación, grandes arboles y la gente (si la hay) habla en voz baja.

Este domingo fue el Panteón de Dolores y su Rotonda de los Hombres Ilustres, bueno… ahora de las Personas Ilustres; recientemente se le cambió el nombre.

Una sorpresa ver como las tumbas de estas personas guardaban el estilo de la época en que vivieron / murieron y las más divertidas las que tenían que ver con lo que hicieron en vida como la de Carlos Ramírez Ulloa (un rayo eléctrico)Manuel Gómez Morín (una esfera roja) o David Alfaro Siqueiros (una escultura que recuerda a sus muchos murales).

Conocer personajes mexicanos que no nos mencionaron en la escuela como la primer Presidenta del Senado de México, María Lavalle, o emocionarme al ver que Agustín Lara era el único con flores frescas.

Flores… las flores fueron algo que me impresionó, sin tener un número exacto, diría que un 60% de las tumbas tenían flores frescas y muchísimas familiares de “visita” en ese momento.

Me gusta como los mexicanos tratamos con la muerte. Había gente limpiando tumbas antiguas y familias haciendo el día de campo con sus abuelos y bisabuelos.

En un sentido muy especial … el cementerio esta vivo.